En el marco de las preocupaciones e intereses de los estudios propios de la geografía, presentamos a los lectores de Entorno Geográfico una variedad de temas destinados a orientar la comprensión e intervención de asuntos que atañen a los espacios y a las relaciones espaciales del mundo y de Colombia hoy. Aunque existen claras distancias entre los problemas que motivaron las investigaciones que dan soporte y contenido a los artículos aquí publicados, en todos y cada uno de éstos, lo espacial se constituye en aspecto central de sus reflexiones.
 
Matizan este numero de la revista, dos artículos que tratan problemas propios de la geografía urbana, el primero, sobre la necesidad de incorporar miradas regionales y metropolitanas al ordenamiento territorial de la ciudad de Cali (Colombia), y el segundo, que aboga por el reconocimiento y preservación del patrimonio urbano en los planes de ordenamiento territorial. En el ámbito de la educación, uno de los escritos aboca el conocimiento escolar en las ciencias sociales, concebido éste como un conocimiento  especial, desde los textos que apoyan la formación de niños y jóvenes en Colombia. Culmina el número 6 de la Revista con las habituales reseñas de libros y la divulgación de eventos importantes de carácter geográfico.
 
Geografía económica, geografía rural, geografía urbana, geografía de los riesgos y educación geográfica, como se muestra, dan cuenta de las grandes posibilidades que ofrece la disciplina para comprender el mundo que tenemos y los conflictos que nos aquejan. Ahora que desde América Latina y el Caribe soplan vientos de autonomía y democracia, aunque también de tensión y distanciamiento entre naciones hermanas, cobran súbita importancia asuntos territoriales y de integración continental, a los cuales, con legítima autoridad, la geografía y los geógrafos(as) podemos aportar.
 
El estimular procesos de cohesión y complementariedad regional y supranacional cuenta con un magnifico aliado en la recuperación de la historias y las geografías compartidas. Educar políticamente a los ciudadanos para que incidan directamente en el comportamiento de los gobiernos y se promuevan con sus opiniones por encima de actitudes excluyentes y belicistas, es, así mismo, otro camino al que desde la geografía, sin ninguna duda, debemos contribuir.
 
Transcurrir del espacio mundo al espacio aula, y del espacio aula al espacio mundo, da buena cuenta en esta publicación del precepto geográfico de la articulación de escalas. Por supuesto, no es con exclusividad de la geografía o de posiciones unilineales como aspiramos a desarrollar tan formidable tarea, se trata mejor de ofrecer, para acompañar, lo que desde la geografía nos sintoniza con proyectos de nación y civilización mas humanos, es decir con principios de equidad, convivencia, vecindad y respeto ambiental compartidos.
Publicado: 2016-09-16